China quiere comprar más cortes de carne de calidad a la Argentina

Los chinos, los principales compradores que hoy tiene la carne argentina, dieron otra muestra de que vendrán aún con más fuerza por este producto en la feria de la alimentación de Anuga, que concluye hoy en Colonia, Alemania.
Allí, según industriales de una delegación de 27 firmas frigoríficas que participan en un pabellón con el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), no sólo hay entre un 15 y un 20% más de empresarios chinos recorriendo la feria respecto de la anterior edición (se hace cada dos años), sino que los compradores de ese origen pusieron presión para cerrar negocios buscando llevarse productos de más calidad y pagando hasta un 20% más que las operaciones que se venían realizando.
Hoy, el país le vende a China carne congelada. En medio de la feria en Alemania se conoció que China mandó a la Argentina un borrador de protocolo sanitario para avanzar, además, en la apertura de la carne enfriada y con hueso, algo que por ahora el país no puede hacer y se estima podría potenciar más los embarques.
Una señal de que la avanzada china sobre la carne continuará se refleja en cifras. Entre enero y agosto pasados, la Argentina le vendió a ese país 48.532 toneladas de carne congelada por US$ 204 millones, según datos de la Aduana china relevados por el Ipcva. Cubrió el 11% de las compras que hizo China en ese período. Uruguay, en tanto, fue el principal abastecedor, con 133.594 toneladas y aportando el 30% de las compras chinas. De la Argentina se destaca que, comparando iguales períodos del año, hoy las ventas son un 65% superiores a las de 2015.
Según Miguel Jairala, analista económico del Ipcva, septiembre pasado habría cerrado con otros embarques argentinos a China por unas 10.000 toneladas, muy superior a las 6500 toneladas de agosto. “El mercado chino no tiene techo a la vista”, dijo, en diálogo con LA NACION desde Anuga, Miguel Schiariti, consejero del Ipcva por la Cámara de la Industria Frigorífica (Cadif).
China es un fuerte comprador de la vaca y de productos de menor precio, como garrón y brazuelo. Los usan para hervir y hacer una especie de puchero. Pero en la feria hubo más interés por productos de más calidad, como nalga, peceto y bola de lomo. Éstos van más al segmento de restaurantes y hoteles. De acuerdo con Jairala, sobre el total vendido hasta agosto pasado, de nalga, cuadrada, peceto, bola de lomo y tortuguita, la Argentina colocó en China unas 12.000 toneladas. Los precios son buenos. “Estos cortes provienen de vacas y se están colocando a un precio promedio FOB de 4600/4700 dólares la tonelada”, explicó el experto del Ipcva.